26 julio, 2007

La idea de hacer un blog nace de este verano sin playa, en el que las noches no pueden alargarse mucho porque hay que trabajar al día siguiente. También nace de cierto aburrimiento en el trabajo y de un insomnio persistente. Nace de una ciudad vacía a la que no hubiera regresado. Nace de la apatía estival. Nace de la nostalgia por esa Salamanca en la que estado un año viviendo. Nace por la necesidad de decir, de las pocas ganas de hablar y, seguramente, también por cierta debilidad exhibicionista que todos llevamos dentro.

1 comentario:

Darco dijo...

Como en todos los nacimientos, felicitaciones para la madre de la criatura, y en este en concreto, felicitémonos todos, tú por escribir, y nosotros (seguro que alguien más se apunta a este plural) por poder leerte.

Promete... No dejes de alimentarlo y cuidarlo, que todavía es chiquito y necesita muchos mimos ;)